Seleccionar página

Estimados miembros de la AEEH, colegas y amigas/os,

Ha sido un honor servir a la AEEH durante los últimos cuatro años, primero como vicepresidenta y después como Presidenta desde 2017-2019. Asistí por primera vez a una reunión de la AEEH en el año 1985 en Pamplona presentando una de mis primeras comunicaciones orales. En aquel momento solo había  tres mujeres presentando comunicaciones. Desde entonces he participado cada año de forma activa en el Congreso de la AEEH. He sido testigo de los importantes cambios que se han producido en el seno de nuestra Asociación. He visto crecer el número de socios, los esfuerzos en la AEHH todavía sin éxito para lograr que la hepatología fuese reconocida como un área de capacitación. La armonía ha sido una constante en nuestra asociación y motivo de envidia por parte de otras sociedades que han sufrido importantes fricciones que las han dividido. El dialogo constructivo ha hecho de nuestra sociedad una organización modélica que ha permitido que sus socios se sientan como en casa. La actual Junta Directiva al igual que las anteriores ha organizado el curso de postgrado, el congreso anual y el curso de residentes, actividades todas ellas importantes para el intercambio científico y fomentar la docencia. Además hemos fomentado los trabajos cooperativos a través de las Bases de datos de la AEEH. Hemos apoyado el crecimiento del Club Joven ya que creemos firmemente en ellos como el futuro de nuestra sociedad. El año pasado se otorgaron 13 becas de investigación y de aprendizaje de nuevas tecnologías de las cuales 10  fueron a mujeres hepatólogas. El Grupo de Enfermería ha sido también una apuesta en estos últimos años. En la AEEH, al igual que otras áreas de la medicina, el número de mujeres ha crecido de forma importante y se ha constituido fuera de la AEEH un Grupo de mujeres Hepatólogas. Desde la Junta Directiva hemos trabajado para su integración en la AEHH ya que creemos que no deben existir diferencias en nuestra asociación debidas al género. Además para las próximas convocatorias se ha ajustado la edad de las mujeres en relación al número de hijos para las convocatorias en las que la edad es un criterio de inclusión.

Tres aspectos han sido relevantes durante estos años. El primero la eliminación de la hepatitis C. Nuestro país va por buen camino pero se necesitan más esfuerzos para detectar a los individuos infectados punto clave para la eliminación. El segundo aspecto relevante es el papel del hepatólogo en el diagnóstico y tratamiento del cáncer hepático. La Conferencia monotemática del año 2018 estuvo dedicada al cáncer hepático y en ella participaron oncólogos, radiólogos, médicos intervencionistas además de hepatólogos. Esta es una enfermedad cuya frecuencia va en aumento, con desarrollo de nuevos fármacos que incrementan la esperanza de vida y en la que debemos estar en primera línea. Otro aspecto relevante ha sido promover la salud hepática por lo que lanzamos un proyecto de concienciación sobre el diagnostico precoz y la importancia de la dieta sana y el ejercicio.

Antes de acabar me gustaría enfatizar y agradecer la labor de los miembros de la Junta Directiva. Hemos trabajado todos con ilusión y constancia. La secretaria técnica ha sido importante en el buen desarrollo de las actividades de la AEEH así como la colaboración de la industria farmacéutica. Finalmente agradecer a Juan Carlos García Pagán su trabajo y ayuda en todo momento. Ahora le toca el turno al nuevo Presidente, Raúl Andrade y a su Junta Directiva, para los que solicitó el apoyo de todos, lo que redundará en el beneficio de la Sociedad.

Les deseo un excelente congreso.

 

María Buti

Presidenta de la AEEH

});